Hoy arranca una nueva edición de la Copa Mundial de Fútbol. Como cada cuatro años, el país organizador despliega todos sus recursos para que su fiesta sea la más grande, linda y recordada. Pero en las últimas décadas comenzó a tomar más importancia la “conciencia verde”: un evento importante pierde mucho de su valor si no respeta, en su planificación, el entorno que lo rodea.
En este marco, me pareció interesante traerles algunos comentarios de David Stubbs, líder en cuidado medioambiental reconocido mundialmente y quien fue el director del programa de sustentabilidad en los Juegos Olímpicos Londres 2012, así como también en los Paralímpicos de ese año.
“La sustentabilidad es importante para toda la sociedad, y eso incluye al deporte. (…) El deporte está fundado en valores y códigos de conducta: las reglas del juego. Si a las personas les gusta y entienden el deporte -y la mayoría lo hace-, también puede entender los valores y los objetivos de la sustentabilidad. Pero claro, los deportes modernos se han desviado de esos valores tradicionales en pos de presiones comerciales”, indicó el especialista, en una entrevista al sitio web Loom – Sustainable Experiences.
Brasil-2014-300x300
En ese sentido, remarcó cómo los eventos a gran escala y las construcciones monumentales tienen un significativo impacto en el medio ambiente y en las comunidades locales. “Con el tiempo, el daño causado puede afectar la reputación de ese deporte y acarrear problemas económicos”, agregó.
Con respecto a su experiencia en los JJOO 2012, consideró que los resultados fueron muy buenos: “Londres 2012 fue una historia de transformación; tomamos una vasta, sucia y muy polucionada área del este de Londres, la limpiamos y la transformamos en un nuevo barrio sustentable con parques, casas, espacios especiales para practicar deportes, mejores conexiones de trasporte y otros detalles fundamentales e infraestructura. En poco tiempo, lo convertimos en un hermoso lugar para vivir, trabajar y divertirse”.
En el caso del evento en sí, se trató de hacerlo lo más “verde” posible, “con bajas emisiones de carbono y cero basura. (…) Nuestro lema fue: Usemos el poder de los Juegos para inspirar un último cambio“, sostuvo.
Una de las atracciones de los grandes eventos deportivos es la oportunidad de extender la idea de sustentabilidad a nuevas audiencias a gran escala. Creo que lo demostramos bastante bien en los JJOO 2012. Pero claro, tenemos que ser realistas: lo más importante es el deporte. En estas situaciones, la sustentabilidad es sólo la historia detrás de la fiesta. Pero si lo haces bien, es una parte muy importante en la historia total y lo será aún más si así lo demuestra el legado futuro”, explicó el experto.
Para Stubbs, organizar un gran evento deportivo sustentable no implica un gasto mayor de dinero, sino todo lo contrario.
Sobre la sustentabilidad de la Copa Mundial que comienza hoy, indicó que no tiene información, pero afirmó: “Brasil cuenta con personas muy capaces que trabajan duro en la sustentabilidad desde hace tiempo. No será fácil -nunca lo es- y realmente no conoceremos la respuesta hasta pasados algunos años, cuando podamos evaluar el legado y verlo en contexto con otras ciudades y países. Pero creo que tendremos varias sorpresas agradables en los JJOO Río 2016“.
¡Vamos Argentina! :)
Yanela Biancardi