Con los eventos de incentivo del personal como grandes protagonistas al momento de fidelizar a los empleados y mantener su buen ánimo -y, por consiguiente, su productividad-, siempre es importante que los encargados del área de Recursos Humanos estén atentos a las oportunidades que les ofrece el calendario.
En pocos días, estamos frente a San Valentín, una fecha de festejo importada que llegó hace años al país para quedarse.
En esta oportunidad, les propongo una serie de ideas para que Cupido sea la temática de un nuevo evento de motivación del personal.
Decoremos la oficina
Propongamos a los empleados que, utilizando el material en desuso del lugar de trabajo, lo adornen. Puede destinarse una tarde a ello, dentro del horario laboral. Es recomendable también suministrarles elementos extras como cartulinas o papeles en tonos rosa, rojo, dorado y plateado. Puede incluso premiarse al sector mejor decorado con vouchers de cenas para dos, jornadas dobles de spa, paseos en velero o días de campo para compartir con la pareja.
“Día del corazón”
Se trata de transformar un cassual friday -14 de febrero cae viernes este año- en una jornada mucho más creativa. El staff será incentivado a llevar al menos una prenda u objeto que tenga un corazón. También el más original será premiado.
San-Valentín1
San Valentín como acción de RSE
Las acciones de Responsabilidad Social Empresaria también están a la orden del día. Por eso, esta es una buena ocasión para llevar adelante una tarde de visita a algún comedor infantil o geriátrico. La idea es que el staff de nuestra empresa hornee galletitas con forma de corazón y haga tortas y sandwichs y, con todo esto más globos y guirnaldas en rosa y rojo, visite alguna institución del barrio para pasar un rato con chicos o abuelos. Este tipo de acciones saca lo mejor de los empleados y les permite “ponerse la camiseta” de nuestra firma.
Entretenimiento
La última alternativa para festejar San Valentín en la empresa es la proyección de alguna película de amor durante una jornada predeterminada o, por el contrario -y tal vez sea la mejor opción, ya que a no todos les gustan los films “melosos”-, la contratación de algún humorista, obra de teatro o show de stand-up que base su monólogo en las ventajas y desventajas de las relaciones amorosas. Todo esto debe estar siempre acompañado de un catering para agasajar a los empleados, en base a esta fecha especial -el rojo, el rosa, los corazones y los querubines no deben faltar-.
Antes de despedirme, sugiero a los encargados de RRHH que no se frustren si cuentan en el staff con empleados solteros: incentívenlos a participar de las actividades, y recuérdenles que los premios también pueden disfrutarse entre amigos.
¡Saludos y buena vida! ;)
Yanela