Siempre remarco que uno de los pilares de un buen OPE es la originalidad. Tener la mente abierta y los oídos atentos a lo que el cliente desea y aprender a pensar un poco más allá de los límites cotidianos...